Arte - Fernando Gómez Balbontín

mayo 04, 2014

Arte - Fernando Gómez Balbontín

Death's celebration, acrílico, 65 x 65 cm, 2011

fotos: gentileza de Fernando Gómez Balbontín

Nuevamente destacamos el trabajo de jóvenes artistas chilenos que están logrando mucho en el extranjero. Hoy es el turno de Fernando Gómez Balbontín, que  nació en 1981 en Santiago. Es Arquitecto de profesión y durante sue estudios de arquitectura tomó múltiples electivos de arte.

Desde 2007 se ha dedicado a la pintura combinándola con algunos proyectos de arquitectura. Actualmente, está participando en una residencia artística en Shenzhen, China, donde realizará su tercera exposición individual, su primera fuera de Chile: "Thoughts about Life and Death"

Su trabajo, tal como él lo define, surge de la necesidad de crear un lenguaje visual a partir de la representación crítica de realidades contextuales. Pretende ser la forma como consecuencia del fondo, cuyo resultado no es sino el registro de un proceso reflexivo.

Actualmente, está estudiando en profundidad la visión que tiene la sociedad sobre la existencia de la muerte. Gómez hace una mirada crítica a la sociedad occidental, inmersa en el consumo, y negada a vivir en armonía con la condición, inherente, de que somos seres mortales y espirituales. Su postura es que al estar más conscientes de la existencia de la existencia de la muerte, podemos entender mejor el significado de la vida.  Trabajos de la serie Reflexiones sobre la vida y la muerte son los que destacamos en esta publicación.

 

A lucid dream, acrílico, 150 x 270 cm, 2012
A lucid dream, acrílico, 150 x 270 cm, 2012
Sin título I, acrílico, 150 x 270 cm, 2011
Sin título I, acrílico, 150 x 270 cm, 2011
Sín título II, acrílico, 65 x 65 cm, 2011
Sín título II, acrílico, 65 x 65 cm, 2011
Sín Título IV, Acrílico, 65 x 65 cm, 2012
Sín Título IV, Acrílico, 65 x 65 cm, 2012
A non-egocentric death, acrílico, 150 x 270 cm, 2011
A non-egocentric death, acrílico, 150 x 270 cm, 2011
Death's celebration, acrílico, 65 x 65 cm, 2011

Subscríbete