Juguetes mecánicos, El Bazar de las Máquinas Vivas

junio 26, 2014

Juguetes mecánicos, El Bazar de las Máquinas Vivas

img6

fotos: gentileza de Carlos Ramos

Carlos Ramos estudió Cine en la universidad Arcis. Dirigió su carrera de forma que pudiera integrar todos sus intereses, para que le sirvieran como una herramienta para construir los relatos que quiere contar. El dibujo, la carpintería y el efecto digital son temas que de alguna manera para Carlos están relacionados y saber conectar estos oficios y habilidades puede dar como resultado, según él, una explosión de creatividad.
En el cine ve tambien tiene una sutil conexión con los juguetes mecánicos y los autómatas. Desde su origen la maquinaria necesaria para la filmación y proyección requería mecanismos desarrollados por la juguetería y horología, y los autómatas además, fueron parte del mismo cine desarrollándose como robots y posteriormente como una metáfora a la existencia humana, propio de la ciencia ficción.
Al encontrarse con el trabajo de Theo Jansen, un genio que trabaja diseñando y liberando monstruos mecánicos para que recorran las playas, su trabajo le hizo pensar en una ilusión de vida más allá de la pantalla y un relato más allá del diálogo y las estructuras dramáticas. En esa reflexión encontró todo un mundo acerca de los ingenios mecánicos de otros siglos, su historia, mitos y personajes célebres y se animó a realizar una Animación Mecánica. Un ejercicio cinematográfico en donde los fotogramas se reemplazan por engranajes y cuya realización implicó un amplio estudio de la cinemática y la mecánica, principios físicos y una ardua práctica con el material y las herramientas escogidas para su realización.
El proceso tomó 1 año y eso le dio la idea de generar un espacio que le permitiera compartir este conocimiento y que además pudiera servirle como un método para ganarse la vida. Así nació el "Bazar de máquinas vivas", una tienda virtual de juguetes y relojes mecánicos, pero además un centro de conocimiento gratuito que abarca todo lo relacionado con la mecánica, la animación, el cine y la carpintería.

El juguete mecánico tiene una larga y desconocida historia.
De la mano de autómatas y relojes, el juguete mecánico ha sido parte de un largo proceso técnico y creativo y que ha servido como un medio para experimentar la mecánica, la física y la geometría.
Las máquinas de bolitas no tienen una historia clara, se trata de un juguete muy inusual. Quizá, sea el resultado inesperado de los primeros relojes Chinos, que median el tiempo dejando caer bolas por laberintos.
No podría decirse que es un juguete explotado por el comercio, su complejo sistema de juego, en donde algún mecanismo eleva bolitas a determinada altura para dejarlas caer por laberintos y obstáculos, resulta engorroso de diseñar y construir en serie.
Actualmente las Máquinas de bolitas tienen un creciente interés por parte de hobbistas. En internet se puede encontrar una gran variedad de artefactos en diversos materiales, desde ingeniosos sistemas de lego, hasta intrincados laberintos de madera y metal.
En Chile, la bolita es bien conocida por varias generaciones y aunque ahora no tenga la misma vigencia sigue siendo algo divertido y alegre. La máquina de bolitas en este momento trae consigo un poco de ilusión infantil en personas de todas las edades, permite recordar los juegos de otras épocas y al mismo tiempo abstraerse en la observación de algo completamente diferente y único, pocas veces visto, pocas veces hecho.

El bazar de máquinas vivas, tiene como protagonista a las Máquinas de bolitas modelo T1, el cual, es un diseño mecánico original y cuya configuración y distribución esta basada en máquinas más antiguas.
Mediante un sistema de engranajes rectos simples, una leva levanta un pistón, que a su vez levanta 35 bolitas por un canal vertical de 30 cms, luego, caen por unos pasadores mecánicos o flipflop, que por gravedad alternan el paso de las bolitas por los tres diferentes recorridos. Una rampla con obstáculos en zig zag, un xilófono de 5 notas y un tobogán, para luego caer por un canal que dirige a la bolita denuevo al pistón generando un ciclo infinito. El juego, la reflexión y la belleza se unen haciendo que la experiencia de jugar con bolitas sea algo completamente nuevo.

10354791_662114960525386_8565284421730826947_n 983701_673918359345046_2046272712890102286_n img4 img5 img9 ani1


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Noticias y actualizaciones

Regístrate para obtener lo último en ventas, nuevos lanzamientos y más…